Figuras históricas

 

Desde hace años, y con motivo de la Exposición de Miniaturismo que organiza la Agrupación Artística Aragonesa, venimos confeccionando figuras históricas a escala disponibles para todos los interesados.

En 2014, y de forma extraordinaria, ya disponemos de dos figuras nuevas. Esta vez representan a Toribio Joaquín Fernández Cossío y a Francisco de Paula Zapata de Calatayud, dos miembros del ejército que lucharon durante la guerra contra los franceses a principios del siglo XIX. Ambas han sido modeladas por Antonio Zapatero Guardini con gran calidad.

 

Toribio Joaquín Fernández Cossío

Nació (08 octubre 1787) en Cádiz, de familia de noble abolengo castellano, establecida en la ciudad a mediados de siglo. Su padre, don José Fernández de Cossío era tesorero del Real Tribunal de Consulado, casado (1765) con doña Catalina de Elorga. Consiguió el Real Despacho de Subteniente (1804), sirviendo en el Ejército del Centro como teniente en el Regimiento de Infantería de Murcia que combatió en Talavera (Toledo) y luego se adelantó hacia Tribaldos bajo órdenes de Venegas. Ante la acometida del mariscal francés Victor, se retiró a Uclés (Cuenca) y a la mañana siguiente (13 enero 1809) una rápida y brillante maniobra imperial consiguió desbordar y envolver muchas unidades españolas, cuyos restos escaparon hacia Carrascosa. Atrás quedaban caídos y multitud de prisioneros, estos últimos llevados en penosa marcha a Madrid (20 enero).

En las primeras acciones francesas en España (mayo-junio 1808) sus unidades se hacían preceder de las españolas, aún aliadas. Pero ya claramente iniciadas las hostilidades, el rey intruso pretendió crear su propio ejército y qué mejor que contar con tropas españolas para mantener su recién obtenido reino, dependiendo menos de una Francia comprometida en el resto de Europa. La captación de oficiales pasaba de la lisonja y la promoción o la intimidación si fallaban los halagos. Ante la negativa a jurar al nuevo soberano y rebelarse contra los intentos de seducción, exhortando a sus compañeros para que mantuvieran la firmeza, Toribio Joaquín Fdez. Cossío fue condenado a muerte y fusilado (05 febrero 1809) en el Parque del Retiro madrileño.

El Museo Histórico Municipal de Cádiz tiene un cuadro, atribuido a José Campeche Jordán (alrededor de 1805) y pintado en Puerto Rico, posteriormente restaurado (1948) y hacia 1987 por Fernández Trujillo. Existe la teoría de que pudo ser una figura originalmente destinada a representar a Fernando VII, pero, llegado a la Península, fue retocado y convertido en el retrato del heróico militar. Aquí no acaban las rarezas, pues el apellido de su madre oscila entre Elorga, Elorza y Llorga, según las fuentes.

En cualquier caso nos sirve para honrar a este fiel servidor de su rey y recordar el vistoso uniforme, que aún estaba en uso durante los primeros años de la Guerra de la Independencia, tanto en la Península, como los enviados a Dinamarca y dibujados y coloreados en Hamburgo, por los hermanos Suhr. En cada lado del collarín lleva la flor de lis bordada, que la Real Orden (1º abril 1804) prescribía para la Infantería de Línea española.

Toribio Joaquín Fernández Cossío

Toribio Joaquín Fernández Cossío

 

Francisco de Paula Zapata de Calatayud

Parafraseando la extensa recopilación bajo el pomposo y nada corto título de Obelisco Histórico en honor de los heróicos defensores de Zaragoza en sus dos Sitios (1808-1809), estamos ante uno de los más denodados y distinguidos defensores de la ciudad. Nació en Mallén (01 abril 1773) aguas arriba de la capital, hijo de nobles acaudalados. Su padre fue teniente coronel de los Reales Ejércitos y Caballero de la Orden de Jerusalén, así que pudo ingresar (16 marzo 1787) como caballero cadete del Regimiento de Reales Guardias Españolas, en el que desarrollaría su carrera militar. Sirvió activamente durante la guerra contra la República francesa y resultó herido de gravedad dos veces. Casó con una sobrina y al poco se retiraba (18 agosto 1806) a petición propia, quedando agregado al Estado Mayor de la plaza de Zaragoza.

Poco duró la dedicación a sus asuntos, pues José Palafox le encargó reclutar y organizar los tercios de voluntarios aragoneses. Estuvo presente desde los primeros combates (15 de junio 1808) en la defensa de la puertas de Sancho y luego la de Santa Engracia, donde fue herido (03 agosto) durante los cañoneos previos al asalto general francés del día siguiente. Ascendido a coronel y con el tiempo justo para restablecerse, volvió empeñarse en la lucha, defendiendo el Convento y Colegio del Carmen, pese a ser víctima de la epidemia de tifus exantemático, manteniéndose en su puesto hasta (19 febrero 1809) en vísperas de la capitulación, siendo retirado a su casa, por lo que no pudo disfrutar de su ascenso (09 marzo 1809) a brigadier. Suchet, nuevo gobernador militar francés en el Aragón conquistado, le permitió quedarse en Mallén bajo palabra, que cumplió hasta ser liberado por el avance de Gayán (11 agosto 1812), pasando a servir en la 6ª División del 2º Ejército del general José Joaquín Durán. Terminada la guerra volvió a sus tierras y murió (30 septiembre 1831) tras una caída de caballo.

El pintor aragonés Francisco de Goya y Lucientes retrató en similar uniformidad al Duque de Osuna, con chaleco azul; y ya con chaleco rojo, al jefe de Escuadra de la Real Armada Frey Antonio Valdés y Fernández Bazán (ambos anteriores a 1790); Félix Colón de Larriátegui teniente general de las Reales Guardias de Infantería (1794) y al general Manuel Lapeña (1799).

Es notable el retrato [23 ¼” x 16 ¼”], por el pintor local José Campeche y Jordán, de Miguel Antonio de Ustáriz, gobernador de Puerto Rico (08 julio 1789- 19 mayo 1792), que debió embarcar hacia España por su mala salud y murió ese mismo año en el Atlántico.
Con ligeras diferencias de corte es el de los marinos con galón y entorchado dorado, en retratos de José de Mazarredo y Salazar; Antonio Valdés Fernández Bazán; Juan Francisco de la Bodega y Cuadra, o José Esteban Martínez.

Francisco de Paula Zapata de Calatayud

Francisco de Paula Zapata de Calatayud

 


 

Compilación:
Ángel M. Salcedo Oliver

 

Información de contacto:
Para obtener más información y conseguir las figuras, tanto éstas como otras de las presentadas anteriormente, podéis poneros en contacto con nosotros a través de nuestra dirección de correo electrónico: miniaturismo@agrupacion-artistica.es o a través del siguiente formulario de contacto.

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterCheck Our Feed